El masajista

new-york-hd-wallpaper
John Nat era conocido con el apodo de masajista. Ofrecía un aspecto pulcro, acentuado por su calvicie irreversible. Estuvo enfermo años atrás, necesitó la quimioterapia durante meses. Después del tratamiento, su pelo se negó a crecer de nuevo. Desde entonces, dedicó todo el tiempo posible al gimnasio. Casi siempre iba en chándal, con una toalla al cuello. Continúa leyendo El masajista

Facebook
Califica este relato

Sombra-de-Mapache

tazas-de-cafe
–Estás en problemas, indio. –El sargento Kent miraba con fijeza a su detenido. Le brillaba la calva por el sudor, lo que le confería un aspecto más amenazador. El sargento Coren permanecía en la sombra de la habitación con los brazos cruzados.
–Es mejor que colabores, Jonás. No queremos meterte en líos.

Continúa leyendo Sombra-de-Mapache

Facebook
Califica este relato

Honestidad

Despacho_Brando_6062 David Steiner no daba crédito a su descubrimiento. Paolo era despistado pero aquello no podía ser una equivocación. Nadie pierde cinco millones seiscientos mil dólares por un despiste. Tenía que buscar mejor y cuanto más buscaba, más dinero faltaba. Continúa leyendo Honestidad

Facebook
Califica este relato