El fin de la realidad

Era la primera hora de la madrugada. Ágreda se había retrasado a propósito para evitar otra noche de pesadillas. Salió al balcón para encontrar aire fresco. A su espalda, los camareros recogían la vajilla recién lavada. Los choques entre platos anclaban su mente a la realidad. Leer más «El fin de la realidad»

Facebook
Califica este relato

Ocaso

Los supervivientes se adentraron en Avenza, la primera ciudad controlada por los Académicos. Un último control militar los separaba del territorio neutral. El obstáculo fue superado gracias al equipo Presagio. Raquel había recuperado sus fuerzas, avanzó con su equipo de desertores hasta el control. Leer más «Ocaso»

Facebook
Califica este relato

Destinos cruzados

Ágreda volvía a despertar empapada en sudor. Levantó medio cuerpo, dejando el techo de la celda a treinta centímetros de su cabeza. Respiró profundamente hasta que los latidos del corazón se calmaron; se recogió el pelo y salió del pequeño catre tratando de no despertar al resto de compañeros. Leer más «Destinos cruzados»

Facebook
Califica este relato

La morada de los dioses

El espacio y el tiempo habían quedado fusionados a su alrededor. Percibía espíritus guardianes muy poderosos que mantenían impenetrables las membranas de cada plano. Su presencia había pasado inadvertida para ellos. Sostenía la guadaña con cadena con alguna parte de su ser; no tenía cuerpo. Sentía la reliquia como parte de sí mismo, tirando de él en una única dirección. A su alrededor era todo luz, con intensidad suave y continua. Leer más «La morada de los dioses»

Facebook
Califica este relato

Caos en evolución

El edificio Panteón estaba sitiado por el ejército. Un millar de soldados fueron movilizados contra los golpistas. El Primer Hermano había emitido un comunicado en los medios de comunicación. Había anunciado el fracaso del golpe de estado. Leer más «Caos en evolución»

Facebook
Califica este relato

Dentro del agujero

Barcino era un caótico mosaico de la realidad. El equipo Presagio se desplazaba a pie, trazando un plano manual por los lugares que daban acceso a los fragmentos de la ciudad. A través de ensayo y error, consiguieron llegar al centro de la ciudad. La gente con la que se cruzaban, vagaba enloquecida. Los dotados eran los únicos capaces de sostener su propia cordura. Leer más «Dentro del agujero»

Facebook
Califica este relato

La ignición del alma

El Edificio Canciller estaba asediado por los agentes de los Heraldos. Se habían sumado las movilizaciones callejeras tras el suceso de Barcino. Oscar Dero lideraba el asalto al edificio. Las balas lo traspasaban desde el interior de la destrozada entrada. Leer más «La ignición del alma»

Facebook
Califica este relato

Declivistas

Raquel escuchaba las delirantes palabras de Rafael Alud conteniendo su ánimo. Los nuevos acólitos debían estar en primera fila. Tenían que ser reconocidos por el responsable de aquel movimiento. Ella simulaba una expresión de devoción absoluta. Leer más «Declivistas»

Facebook
Califica este relato

Ojos verdes

Claudio Sierra notaba la presión de su cargo intensificada en las últimas semanas. La mansión de Madridejos se había poblado de todos los agentes disponibles en Capital. Había blindado el edificio y los jardines colindantes con los mayores sortilegios de cada esfera. Leer más «Ojos verdes»

Facebook
Califica este relato

Poder verdadero

Oscar Dero asumió el rescate de aquella reliquia como misión personal. El ánfora de Camagüey, como se había bautizado al objeto arqueológico, fue trasladada por orden del Gran Maestre hacia la capital de la provincia isleña. El avión aterrizó a las siete de la tarde, según la hora local. Leer más «Poder verdadero»

Facebook
Califica este relato